Blappsis
Close

Las mujeres son fuertes y valientes, no solo bonitas. 5 enseñanzas que nos trae Capitana Marvel para empoderar a nuestras niñas

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Ya está lista la nueva producción de Marvel, protagonizada por un personaje que se considera el más poderoso del universo cinematográfico de la saga: Capitana Marvel. Ella cuenta con una fuerza descomunal, resistencia y capacidad de volar, entre otros poderes. Este personaje promete cambiar la trama, puesto que ya era hora que una mujer tuviese más poder en este universo.

 

¡Fuera los estereotipos! Las niñas NO necesitan ser rescatadas

 

A la mayoría de los niños se les enseña a jugar rudo, a trepar alto, a resistir un poco más en la competencia, a asumir riesgos, etc. Mientras tanto, les recordamos lo valientes que son y lo válido que es el esfuerzo que realizan. Sin embargo, a las niñas se les pide evitar los fracasos, sonreír, sacar buenas notas, cuidar de su cabello e ir a lo seguro.

 

Para cuando son adultos, no debería sorprendernos que los hombres se encuentren invitando a salir a la persona que les gusta o negociando un aumento con un 90% menos de miedo al fracaso que una mujer con la misma formación profesional. Ella en general piensa que, si algo sale mal, el resultado se debe a ella misma más que a factores externos.

5 enseñanzas que nos deja Capitana Marvel para educar niñas empoderadas

 

1. Las niñas son mucho más que bonitas. Si las niñas desde que nacen solo escuchan lo bonitas que son y lo bien que lucen, crecerán creyendo que esa es su cualidad más importante. Pídeles a las personas cercanas evitar los comentarios sobre el cuerpo de tu hija. Es preferible que escuche que luce muy saludable a que está delgada, obesa, alta o bajita. O mejor aún, que tenga en cuenta que ella también es valiente, inteligente, fuerte, creativa y divertida, identificando cada momento donde evidencies estas habilidades.

 

2. Las niñas no necesitan ser perfectas. Enséñale a tu hija a sentirse cómoda con la imperfección. No siempre todo debe salir como espera y está bien reconocer que no es necesario ser la mejor en todo. Esto le ayudará a asumir sus fracasos de manera positiva y le animará a esforzarse más al identificar sus debilidades.

 

3. Las niñas valen por lo que son, no por lo hacen. Tu amor hacia tu hija nunca debe estar ligado a sus acciones o resultados. Invítala a comer un día cualquiera solo porque sí, abrázala muchas veces en el día mientras le recuerdas lo orgulloso que te sientes de ella, tal como es. Tu tarea como padre es educar a la hija que tienes, no a la que desearías tener, así que acepta sus debilidades, carácter y fortalezas. No olvides recordarle constantemente lo mucho que te agrada disfrutar de su compañía.

 

4. Las niñas pueden ser auténticas. Para fomentar la autenticidad, evita las comparaciones. Todos tenemos habilidades distintas y está bien. Ayúdala a identificar sus fortalezas y a potenciarlas. Si le gusta el deporte, anímala a practicarlo con disciplina, si quiere bailar, cantar, pintar, interpretar un instrumento o investigar sobre la ciencia, tú debes ser su mayor motivador. Recuérdale que el talento no será suficiente si nos rendimos pronto y que muchas veces la persistencia es más poderosa que la misma habilidad.

 

5. Las niñas también son protectoras. Enséñale a tu hija que los niños también necesitan de nuestro cariño y respeto. Deshazte de la vieja frase: Las niñas se respetan”. Enséñale que todos los seres humanos somos dignos de respeto y buen trato. Potencia en ella la empatía y el auto control. Si enseñamos a nuestros niños y niñas el respeto por el otro sin favorecer ningún género, no será necesario combatir el machismo ni defender el feminismo. Una niña segura de sí misma será una mujer que no necesita escuchar lo valiosa que es para saberlo, ni ser rescatada de sí misma, porque es capaz de impactar su entorno en una combinación perfecta de dulzura, fortaleza y valentía.

¿Qué tal si la preparamos para ser ciudadana del mundo?

 

En Blappsis sabemos que nuestros niños y niñas son igual de valiosos, capaces y geniales. También sabemos que su cerebro tiene la capacidad y aptitud de ser entrenado en 5 diferentes idiomas hasta los 7 años de edad, potenciando su lenguaje y preparándolo para comunicarse con el mundo.

 

Nuestras niñas deben escuchar que pueden alcanzar todo lo que se propongan: viajar, trabajar y alcanzar sus sueños. Aunque ser madre es un hermoso privilegio, puesto que te permitió tenerla, no es el único rol que puede desempeñar una mujer. Muchas de ellas han transformado el mundo, han brillado en el deporte, han llevado esperanza a la humanidad y han impactado la ciencia. De esta manera nos demuestran una vez más que son tan poderosas y valientes como les hayan enseñado y como las hayan preparado para el mundo real.

Related Posts