Según las políticas de acceso de la mayoría de redes sociales, un adolescente menor de 14 años no debería tener una cuenta. La razón es porque fueron creadas para adultos y el contenido puede no ser apto para niño menores Continuar Leyendo