Blappsis
Close

Prepara a tu hijo para enfrentar el bullying

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

A medida que se incluye la enseñanza de la educación emocional en los sistemas educativos, se identifican nuevas problemáticas que afectan de manera significativa al desempeño académico y social de los niños en la etapa escolar. Aunque las políticas de la mayoría de instituciones afirma tener tolerancia cero con el bullying, hoy sabemos que es un problema emocional, en el que tanto el niño abusador como el niño acosado necesitan ayuda para aprender a gestionar sus emociones.

 

En el preescolar, probablemente no es muy frecuente que se perciban casos de abuso verbal entre estudiantes. Sin embargo, los niños pueden resultar muy crueles en sus comentarios, sin siquiera notar cuánto puede resultar lastimado su compañero por afirmar frente a él que su color de piel es diferente, su peso o su estatura, afectando su autoestima y su autovalidación.

 

Para que tu hijo no sufra este problema, te compartimos 5 estrategias para enseñarle a enfrentar el bullying:

5 estrategias que debes enseñarle para enfrentar el bullying

 

Lo más recomendable no es esperar que tu hijo sufra algún tipo de abuso para hablarle al respecto. Recuerda que, poco a poco, irá creciendo y será cada vez más independiente. Esto quiere decir que no estarás siempre cerca para explicarle cómo actuar frente a determinadas circunstancias.

 

1. Enséñale a amarse tal como es. Para esto debes transmitirle que te amas a ti mismo. No puedes hablarle a tu hijo sobre el amor propio si te escucha constantemente quejarte por tu peso o lo que tú crees que son defectos. Muéstrale las ventajas de ser como es, resaltando no solo sus características físicas, sino también los rasgos de su personalidad que a todos nos hacen únicos y especiales.

 

2. Enséñale a aceptar solo lo que es bueno. Cuéntale que así como hay personas amables que tienen su corazón lleno de palabras dulces, hay otras que se sienten tan tristes que llenan su corazón de palabras feas y las transmiten cuando necesitan llamar la atención de otros para sentirse importantes. Por tal motivo, él debe aprender a identificar cuando alguna persona dice algo que no es verdad sobre él y no permitir que eso le lastime porque no es cierto. Por otro lado, tampoco debe aceptar todo aquello que otros le dicen para mejorar, ni todos los elogios que le recuerdan sus talentos y habilidades.

 

3. Enséñale estrategias de control emocional. Al escuchar una ofensa, dile que antes de responder se muestre paciente y tolerante, contando hasta 10, manteniendo el rostro inmutable y respirando profundo. Puede elegir responder con una pregunta: ¿Por qué me estás molestando? Responder amablemente mirando a los ojos o ignorar la ofensa y marcharse con la frente en alto, como si no hubiese escuchado nada. Recuérdale que evitar no es cobardía, sobre todo frente a un comportamiento inadecuado.

 

4. Enséñale a expresar sus emociones. Está bien estar enojado y expresar el motivo que nos causa este sentimiento. Lo que no está bien es lastimar a otros cuando nos sentimos enojados. Es importante favorecer el diálogo y transmitirle que las conductas abusivas no son aceptables. No debe estar de acuerdo con que se burlen de un compañero, ni apoyar estas burlas al reírse de comentarios ofensivos frente a otros. Siembra en él un profundo respeto frente a los demás, aunque luzcan o piensen diferente a él. Educa desde la empatía y la compasión evitando la ley del ojo por ojo.

 

5. Enséñale a buscar ayuda. Desde el inicio, debes brindarle la confianza de acudir a ti a contarte cualquier circunstancia, sin emitir juicios previos ni mostrarte escandalizado pasando por encima de sus sentimientos. Recuérdale que frente a cualquier situación que le incomode, debe buscar ayuda de sus padres, docentes u otros compañeros. Esto para nada es señal de debilidad, al contrario, es una herramienta útil de afrontamiento que le recordará que no está solo y que hay muchas personas que desean su bienestar.

 

Sabemos que la primera reacción de los padres es tratar de solucionar el problema por ellos mismos. Pero recuerda que es fundamental que tu hijo aprenda a mostrarse fuerte frente a la adversidad para luego hacerse respetar y valer frente a los demás. Confía en los principios que estás sembrando en él y ayúdalo a aprender de cada situación, sin olvidar que lo más importante para que pueda reafirmar su identidad es tener claro que tú le amas tal y como es.

Una habilidad que favorece el desarrollo de la autoestima

 

En una encuesta realizada en varios países de Latinoamérica, se evidenció que el 80% de las personas que no hablan una segunda lengua tienen una barrera mental que se llama “miedo al ridículo”. Puesto que aprender una lengua distinta en edades superiores parece para algunos un reto que no solo incluye disciplina, sino además creer en sí mismo y estar dispuesto a equivocarse tal como lo hizo cuando niño con su lengua materna y ahora siendo mayor parece ser muy arriesgado. Esta es una de las razones que hizo que creáramos una herramienta que prepara a los niños menores de 7 años para hablar hasta 5 idiomas distintos a su lengua materna.

 

Blappsis está diseñado de una forma práctica y de fácil manejo, que permite que los padres desde casa potencien el cerebro de sus pequeños en el dominio de distintas lenguas, mientras estimulan su desarrollo mental y aumentan su coeficiente intelectual. Prepáralo para un futuro exitoso y protege su desarrollo personal. Tan solo piensa: ¿Cómo te sentirías si hablaras 5 idiomas?

Related Posts