Papá Noel

¿Cuándo hablar con mi hijo sobre la existencia de Papá Noel?

Uno de los símbolos más representativos de la Navidad es la figura de Papá Noel. Él es el encargado de acuerdo a la tradición de traer los regalos a los niños en la fiesta de Navidad. En los países latinos se acostumbra también a decirle a los niños que son los Reyes Magos o el Niño Dios quienes traerán los regalos a los niños que fueron buenos durante el año.

 

La ilusión y la fantasía son parte de la infancia y se combinan con la magia de la Navidad al esperar los regalos de un personaje amistoso y dulce, además de la complicidad de los adultos de la familia por mantener a salvo el secreto de los más pequeños. Sin embargo, tarde o temprano los niños deberán enfrentarse a la realidad y descubrir que solo se trata de una fantasía propia de la temporada de Navidad. Aunque cada niño lo asume de manera distinta, en Blappsis te brindamos algunas estrategias de cómo manejar la situación de manera acertada.

 

Estrategias para hablar de Papá Noel

 

1. La edad es clave. Si tu hijo tiene menos de 5 años, en su razonamiento prevalece el pensamiento mágico. Es decir, aún no es muy claro distinguir la realidad de la fantasía. Aún creen que los dibujos animados son reales y que las historias de las fábulas son absolutamente ciertas. Por lo tanto, le es muy sencillo creer que alguien mágico pone los regalos de Navidad bajo el árbol. Alrededor de los 7 años aparece el pensamiento lógico y empiezan a hacer preguntas más puntuales frente a determinados temas, atan cabos y descubren nuevas respuestas. En consecuencia, debes tener en cuenta la edad de tu hijo para decidir si es un buen momento o no para decirle la verdad.

 

2. Permítele descubrirlo por sí mismo. Generalmente los niños escuchan la verdad de otro niño y solo vienen a confirmar con sus padres. Una vez aparezca la sospecha, los padres decidirán si le dicen la verdad de acuerdo a su edad. Si el niño es muy pequeño, podemos combinar la fantasía con la realidad, esperando unos años más para que lo descubra por sí mismo. Por ejemplo: “Lo que pasa es que Papá Noel está muy ocupado y a veces pide ayuda a los padres para entregar los regalos”.

 

Por otra parte, si el niño ya es mayor es mejor decirle la verdad, explicando que es algo que hacen los padres para motivar su imaginación y hacer más divertida la Navidad. Si los padres se empeñan en continuar con la fantasía en esta etapa, el niño se sentirá engañado y ya no le parecerá divertido. En todo caso, lo mejor siempre es dejar que el niño descubra las cosas por sí solo.

 

3. Dale tiempo y sé comprensivo. Si el niño asume la noticia de manera dramática, debes acompañarlo y darle tiempo para que poco a poco vaya asimilando la realidad. Pronto lo acabará aceptando. Trasmítele la tranquilidad de que todo se hace por su bien y de que ya es más grande y puede enterarse de algunos secretos de los adultos. Por ejemplo: “Yo no soy Papá Noel, pero soy la persona que envuelve los regalos que compré pensando en ti para que los disfrutes y seas muy feliz. Ya eres un niño grande y puedes saber los secretos sobre Papá Noel y, al igual que yo, cuando seas más grande lo recordarás con cariño”.

 

4. Hazlo parte del secreto. En cuanto sepa la verdad, podemos invitarlo a ser nuestro cómplice para no contar el secreto a otros niños que aún creen en su existencia. De esta manera se sentirá responsable de conservar el secreto, lo cual mejorará su pensamiento crítico y su desarrollo.

 

En Blappsis trabajamos para que tu hijo cuente con herramientas que potencian su desarrollo neuronal, potenciando la genialidad a través de la interacción con 5 distintos idiomas. Optimiza su futuro mientras estimulas su imaginación y se divierten juntos a través del entrenamiento neuronal multilingüe con solo 12 minutos al día.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by