Blappsis
Close

¿Por qué discutir frente a tu hijo lo hace más agresivo?

Es habitual que dos adultos no estén siempre de acuerdo. Cada persona puede tener un punto de vista diferente y debe ser respetable. El verdadero problema radica cuando las discusiones son cada vez más frecuentes en casa, en frente de los niños y acompañadas de ofensas, gritos o incluso golpes.

 

Lea también: Educar evitando los gritos.

 

¿Qué le enseñas a tu hijo cuando pierdes el control?

 

Los padres son sin duda la mayor influencia emocional de los niños. Por lo tanto, son los responsables de brindarles las herramientas necesarias para afrontar los desafíos a lo largo de su vida. Aunque las emociones humanas no son negativas ni positivas, todas son necesarias para alcanzar un equilibrio emocional. Pero, ¿qué pasa si los padres pierden el control de sus emociones con facilidad y terminan convirtiendo su hogar en un campo de batalla?

 

A continuación, te mostramos 3 enseñanzas que le das a tu hijo cada vez que pierdes el control:

 

1. Cómo reaccionar frente a la frustración. Todos los seres humanos tenemos un punto límite de tolerancia. La manera como tú reaccionas frente a determinadas circunstancias le enseñará a tu hijo qué es correcto y qué no lo es frente a las reacciones sociales. Es muy frecuente ver a madres y padres de familia en lugares públicos gritando y exigiendo a sus hijos que recuperen la calma, cuando ellos mismos no son el mejor ejemplo. Recuerda que frente a un momento difícil de tu hijo, lo correcto es transmitirle calma el lugar de unirse a su caos.

 

2. Cómo relacionarse frente a las figuras de autoridad. La manera en la que te dirijas a tu pareja, a la maestra de tu hijo, a sus abuelos y a los demás miembros de la familia afecta de manera directa al respeto y a la forma en la que tu hijo se dirige a ellos. Ten en cuenta que tu hijo ve el mundo a través de tus ojos y todo lo que tú hagas frente a él forma parte de su construcción como ser humano.

 

3. Estar a la defensiva frente a quiénes nos aman. Las discusiones frecuentes frente a los niños les impiden entender que hay diferentes puntos de vista y eso no tiene por qué ser un problema personal. La empatía debe entrenarse durante la primera infancia con el objetivo de brindar a los niños herramientas positivas en la resolución de conflictos y el manejo de la frustración. Si en lugar de escuchar gritos y amenazas en casa, los niños observan una familia que se esfuerza por demostrar tolerancia, aceptación y compasión frente a los errores de otros, se convertirán con facilidad en adultos con relaciones sociales saludables.

 

¿Qué ocurre en el cerebro de los niños pequeños?

 

Ante los gritos, los niños sienten miedo e inseguridad. Esa es la emoción que se activa en el cerebro. El cerebro detecta una amenaza, creyendo que esta le hará daño. Por tanto, rechaza cualquier aprendizaje mientras la emoción del miedo permanezca activa.

 

En Blappsis sabemos la importancia de todos los procesos cerebrales de los niños menores de 7 años. Por esta razón, diseñamos una metodología que estimula todas las capacidades neuronales de los niños en su desempeño cognitivo y social a partir del aprendizaje de 5 idiomas de manera simultánea, aumentando su desempeño escolar al incrementar su coeficiente intelectual y la velocidad de procesar información. Solo tienes una oportunidad para desarrollar las habilidades sociales, físicas y cognitivas de tu hijo de manera natural y nosotros te indicamos cómo hacerlo.

Related Posts