Huérfanos digitales: Niños que compiten con las pantallas por la atención de sus padres

 

“Mamá deja de tomarme fotos y ven a jugar conmigo” Grita Lucía de 3 años en el parque. “Papá mírame, mírame, mírame“  Repite Mateo de 4 años mientras su padre mantiene sus ojos fijos en la pantalla de su celular. “Me gustabas más cuando no tenías celular” Afirma Simón de 6 años, mientras mamá realiza una “última” llamada. 

Conversaciones reales, escuchadas en parques, calles y buses colectivos, niños y niñas que poco a poco se hacen parte de la alarmante cifra de huérfanos digitales, cuyos padres prestan mayor atención a la tecnología; dispositivos móviles, computadores o redes sociales, que a su hijos.

 

¿Qué consecuencias trae esta problemática para los niños?

Baja autoestima: Sentirse ignorado por sus padres debido al uso excesivo de la tecnología solo le enseña que tal vez él no sea tan valioso y lo que tiene que decir quizá nunca sea tan importante, afectando directamente su autoestima y su capacidad de relacionarse con otros.

Pérdida de la confianza parental: Los niños empiezan a perder el vínculo afectivo que les permite confiar en sus padres y su guía, pues aunque para los adultos las cosas de los niños generalmente no son tan importantes, para ellos siempre se trata de asuntos relevantes y valiosos.

Incapacidad para comunicar sus emociones: El tener un padre ausente que no le enseñe a gestionar sus emociones adecuadamente, hará que el niño olvide cómo comunicar sus emociones, además de cómo percibir las emociones en los demás de manera asertiva. 

Dependencia tecnológica: El ejemplo de los padres es la mayor influencia de los niños, así que fácilmente repetirán el patrón de uso excesivo de la tecnología,  que ha tan temprana edad funciona en el cerebro del niño como un narcótico, al que se le atribuyen diferentes trastornos del sueño y la alimentación, además de conductas agresivas y bloqueos en el aprendizaje.



 

4 Consejos para que la familia sobreviva a la era digital

La tecnología es neutra, es decir no es buena ni mala y los resultados que se obtengan con ella solo dependerá de la forma como se utilice. Te compartimos 4 consejos que te ayudarán a dar un uso responsable a tus dispositivos tecnológicos:

1. Regula el tiempo de uso y cúmplelo. Tanto padres como niños deben tener un tiempo específico para el uso de estos dispositivos. De esta manera se evita que usar el dispositivo se convierta en una adicción. Anúnciale a tu hijo que estarás un tiempo en el móvil, pero que, si te necesita, siempre puede contar contigo.

2. Prioridades claras. Recuerda que lo urgente jamás reemplaza lo importante. En el tiempo que compartes con tu hijo, él es la prioridad, así que aparta las distracciones. Cada vez que quiera contarte algo que para él es importante, no olvides mirarlo a los ojos y disponerte completamente para escucharlo, conectando con la conversación de manera responsable y respetando profundamente el tiempo que comparten juntos.

3. Papá y mamá regulan tiempo y contenido. Los niños no deben utilizar los dispositivos fuera de la vista de quién los cuida. Vigila que el contenido al que tiene acceso de acuerdo a su edad sea apropiado y restringe el tiempo frente a cualquier dispositivo. Un niño menor de 7 años no debe permanecer por más de una hora al día frente a una pantalla.

4. Fuera dispositivos de la mesa familiar. Establece normas claras de uso y enséñales con tu ejemplo. La hora del desayuno, el almuerzo o cena deben ser espacios en familia, donde el niño, además de adquirir habilidades sociales, es escuchado y tenido en cuenta. Evita el uso de los dispositivos en estos espacios.

5. Aplica la tecnología como herramienta educativa: La invasión de la tecnología en la vida diaria es inminente, así que busca la manera de fortalecer habilidades educativas en tu hijo a través de este medio, siempre limitando la exposición a ella y regulando el contenido.

 

Lea también: Papá… Mamá… ¿Me están escuchando? Escucha consciente y responsable.

 

Aplicando la tecnología positivamente

Usar responsablemente la tecnología, no solo significa optimizar los tiempos de uso, sino además aprovechar al máximo los beneficios que esta nos ofrece, principalmente en los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Queremos presentarte BLAPPSIS  como una excelente opción para acercar a tu hijo a la tecnología como herramienta educativa.

Se trata de una Aplicación diseñada para niños menores de 7 años, con contenido seguro,   que permite que los niños puedan aprender hasta 4 nuevos idiomas muy fácilmente en tiempos muy cortos al día, desde la comodidad del hogar y con la supervisión de sus padres. Nuestro consejo es simple, dejemos de luchar en contra de la tecnología y empecemos a utilizarla responsablemente.

¡Mil gracias por leernos!

¡Feliz Crianza!



Share this post


Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by