Blappsis
Close

¿Cómo sé que mi hijo está listo para iniciar la lectoescritura?

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Todo el aprendizaje que los niños adquieren a partir del nacimiento, definirá en un gran porcentaje su éxito en los procesos de lectoescritura. Los niños empiezan emitiendo balbuceos, luego sonidos silábicos y algunas palabras. Pronto, el niño empezará a usar frases sencillas para expresar sus necesidades e ideas.

 

En cuanto se logra dominar el lenguaje oral, empieza un nuevo desafío llamado lectoescritura. El lenguaje escrito es una característica exclusiva de los seres humanos y es un proceso complejo. En él intervienen distintos factores, como transmitir mensajes a través de símbolos, lo que requiere diferentes procesos cognitivos para lograrse.

 

¿Cuál es la edad apropiada?

 

La enseñanza de la lectoescritura debe enseñarse al iniciar la educación primaria, entre los 6 y 7 años, o el último grado de educación preescolar. Los expertos afirman que a esta edad los niños han establecido algunos procesos en el cerebro que le permitirán desarrollar estas competencias de una manera sencilla. Por lo tanto, les será muy fácil combinar los dos procesos, tanto leer como escribir. Sin embargo, se recomienda que durante la educación preescolar inicial tengan un primer contacto con el lenguaje escrito, sin presionar a los niños para que lean o escriban con normalidad.

 

¿Cómo preparar a mi hijo?

 

1. Anímalo a dibujar. El desarrollo de la motricidad fina es indispensable antes de iniciar la escritura. El niño debe aprender a coger los lápices y crayones. Se sugiere que estos sean de mayor grosor que los normales para no atrofiar los músculos de sus manos mientras se van entrenando.

 

2. Léele cada noche. Leer en voz alta despertará en tu hijo la fascinación por descubrir los símbolos escritos. Enséñale las imágenes y permítele predecir algunas historias. De esta manera estará interesado en descubrir un nuevo mundo a través de la lectura.

 

3. Escribe palabras sobre los objetos. Colocar los nombres en algunos objetos cotidianos de la casa le ayudará a tu hijo a identificar los símbolos del lenguaje escrito de su lengua. Incluso podrás escribirlos en otro idioma. Por ejemplo, escribir la palabra “mesa” en una tarjeta y pegarla sobre la mesa. Es un proceso de lectura global que le ayudará a realizar asociaciones simples previas a la lectura comprensiva.

 

4. Respeta su ritmo. Ten en cuenta que el nivel de maduración cognitiva no es el mismo para todos los niños. No compares. Es posible que haya niños que empiecen a leer más pronto que otros y esto no debe ser motivo de desánimo, sino más bien de consultar diferentes modelos pedagógicos. Esto te ayudará a encontrar el método adecuado para tu hijo de acuerdo a su desarrollo natural.

 

5. Visita previa al especialista. Antes de empezar el proceso de lectura, realiza algunas visitas a diferentes especialistas en audición, visión y lenguaje. Es importante verificar que todo esté bien antes de empezar para realizar un proceso adecuado.

 

Blappsis prepara a tu hijo para la lectoescritura

 

En el lenguaje oral, el sentido más implicado es el oído. Mientras que, en la lectura y en la escritura se añade la visión, sobreponiéndose a la audición. En Blappsis sabemos que el cerebro infantil es maravilloso y alcanza su mayor aptitud de los 0 a los 7 años de edad. Por lo tanto, diseñamos una metodología que prepara a tu hijo para la lectoescritura de manera natural, potenciando su cerebro no solo en su lengua materna si no en 5 idiomas más. Nos inspiramos en el método de lectura global, que aumenta su velocidad de procesar información un 67% y su coeficiente intelectual un 37%, preparándolo de esta manera para un futuro exitoso.

 

Related Posts