ira

Inteligencia emocional: ¿Cómo trabajar la ira en los niños?

Todos hemos experimentado la ira o el enojo en diferentes etapas de nuestra vida. Incluso el adulto más tranquilo ha sentido en algún momento que estos sentimientos le desbordan y descubre que controlarlos no es tan sencillo, aun con toda su capacidad emocional para hacerlo.

 

 

Los niños aún no tiene la capacidad para manifestar sus emociones adecuadamente y el comportamiento que el adulto tenga frente al enfado del niño, determina en gran parte la manera como el gestionará esta emoción en el futuro.

 

5 técnicas para tratar la ira en los niños 

 

 

Es común que como padres no sepamos cómo actuar mientras nuestro hijo atraviesa por una rabieta, frustración o enfado. Te compartimos sencillas estrategias que te ayudarán a manejarlo.

 

 

1.Ayúdale a identificar lo que siente. Muchas veces el comportamiento agresivo de los niños tiene que ver con sensaciones complejas que no sabe cómo expresar. Por lo tanto, es necesario que el adulto le asigne un nombre a la emoción, transmitiendo tranquilidad. Así, el niño sabrá que lo que está sintiendo es normal, pero que su comportamiento no debe estar ligado a la emoción. Por ejemplo: “Entiendo que estés enojado, pero no está bien que golpees a mamá”. Poco a poco el niño comprenderá que puede tener el control de sus acciones sobre sus emociones.

 

2. Enséñale que se debe hacer con ejemplo. El primer paso es que seas ejemplo de qué se debe hacer cuando estás enojado. Por ejemplo, caminar un poco, respirar profundo o alejarte hasta que estés más tranquilo para luego conversar. Recuerda, tu ejemplo es lo más influyente en la conducta de tu pequeño.

3. Explica la ira de forma simple. Dile a tu hijo que la ira es como un globo que se infla y se infla, y si no paramos de inflarlo, explotará y no es agradable. De esta misma manera, si no intentamos calmarnos, nuestro enojo se saldrá de control y lastimaremos a quienes están cerca con nuestras palabras o acciones. Por eso hay que evitar que “el globo explote”, respirando profundamente y hablando sobre lo que sentimos para buscar soluciones.

 

4. Utiliza una estrategia de autocontrol. Una de las técnicas más utilizadas es “El semáforo”. Se trata de realizar tres paletas de cartulina, una de color amarillo, otra roja y otra verde. La idea es explicarle al niño que cuando le enseñemos la paleta roja, significa que está teniendo un comportamiento inadecuado y debe detenerse, la paleta amarilla significa que tiene un tiempo fuera para analizar lo que está sintiendo y la paleta verde que es el momento de expresar lo que siente.

5. Mantén la calma y recuerda que no es personal. Los niños no se comportan agresivos con papá y mamá porque tengan algo en contra de ellos, si no porque aún no tienen la suficiente madurez para comprender el impacto de sus acciones. Así que si están fuera de casa o rodeados de muchas personas, llévalo a un lugar más tranquilo hasta que se calme, siempre manejando un tono de voz tranquilo y firme. Luego podrás explicarle que las emociones son normales, pero que algunas conductas deben controlarse para no lastimarse a sí mismo o a los demás.

 

 

Te puede interesar también:  Los niños pueden heredar la ansiedad y la depresión

 

 

Ten en cuenta que la ira es una emoción normal y que expresarla es saludable para nuestro bienestar. Así que no trates de reprimirla, sino más bien de enseñar a tu pequeño a gestionarla adecuadamente.

 

En Blappsis comprendemos que cuando los niños desarrollan habilidades en la primera infancia, podrán aplicarlas en la vida adulta con total naturalidad, debido a las aptitudes de su cerebro que puede ser moldeado fácilmente según los estímulos del entorno antes de los 7 años de edad.

 

Teniendo en cuenta que los niños aprenden más fácil cualquier cosa antes de los 7 años,  diseñamos una metodología que le permite aprender 5 idiomas de forma fácil y práctica durante esta etapa, aprovechando las capacidades de su cerebro y los últimos avances de la ciencia frente al aprendizaje de idiomas. Invertir en el futuro de tu hijo es la mejor idea, entregarle herramientas de gestión emocional que le acompañarán toda la vida es genial y qué tal si además aprende 5 idiomas para toda la vida.

 

Diana Suaréz Espinosa 
Directora de contenido pedagógico

 

 

Síguenos en:

Facebook: BlappsisApp
Instagram:  @blappsisapp



Share this post

Comment (1)

Comments are closed.