Blappsis
Close

Las pataletas: una oportunidad para desarrollar la inteligencia emocional de los niños

La salud mental se construye en la infancia. Las experiencias emocionales vividas en los primeros años de vida son esenciales para el desarrollo de la personalidad. Aunque siempre a los padres se nos ha dicho que las pataletas son algo negativo, hoy queremos mostrarte por qué es una excelente oportunidad para enseñar a tu bebé acerca de la inteligencia emocional temprana.

 

 

Generalmente, las rabietas empiezan a aparecer alrededor de los 2 años y se hacen más frecuentes a los 3 o 4 años. En esta etapa, el niño empieza a ser consciente de su independencia y autonomía, y cuando reciben un “no” como respuesta, la manera de manifestar su frustración es a través de la ira. Los padres debemos comprender que los niños aún no tienen maduras las áreas del cerebro que les ayudan a gestionar su comportamiento.

 

 

¿Cómo utilizar las pataletas para desarrollar la inteligencia emocional?

 

El papel de los padres y tutores es fundamental para sacar provecho de las pataletas porque, si el padre las ignora, le mostrará a su hijo que sus necesidades no son importantes, afectando su autoestima y el manejo de sus relaciones futuras. Por el contrario, si presta demasiada atención a estas, perdiendo el control junto con el niño, no le enseñará a gestionar sus emociones y crecerá pensando que todos deben hacer lo que él diga.

 

 

7 consejos para desarrollar inteligencia emocional mediante las pataletas

 

 

1.  Nunca pierdas el control. Recuerda que tú eres el adulto a cargo y tu hijo aprenderá a través de tu ejemplo a reconocer y gestionar las emociones de otras personas. Cuando tu hijo esté invadido por emociones complejas, tu papel es transmitir calma en lugar de unirte al caos.

 

 

2. Agáchate a su nivel y mírale a los ojos. Para el niño es muy importante entender que empatizas con él y que estás allí para ayudarle. Esto solo lo lograrás si te pones a su altura y mantienes un tono de voz tranquilo.

 

 

3. Ayúdale a identificar lo que está sintiendo. Analiza el paso a paso de lo que desencadenó la pataleta. Por ejemplo, si es por que el niño está cansado o porque no le compraste algo que deseaba. En cualquier caso, dale nombre a su emoción: “Sé que estás cansado de caminar por el centro comercial, si quieres descansamos un poco hasta que te sientas mejor” o “Está bien que estés enojado porque no compramos ese juguete, pero recuerda que en casa dijimos que saldríamos a realizar compras para mamá, ¿lo recuerdas?”.

 

 

4. Utiliza palabras sencillas. Mientras el niño esté atravesando por la pataleta no escuchará demasiado. Así que evita las explicaciones largas y ofrécele una alternativa: “¿Quieres que vayamos afuera?” o “Vamos a respirar un poco y a contar hasta diez”. Si lo permite, contenlo con un abrazo.

 

 

5. Una vez haya pasado, habla con él acerca de lo ocurrido. Muéstrale que lo que sintió o está sintiendo es normal y que a ti también te ha pasado. Podrías incluso relatar una situación donde pasaste por algo similar. Explícale cómo actuar cuando identifique esas emociones. Por ejemplo, respirar profundo varias veces, salir un poco o pedir que lo dejen solo un momento. Una vez se sienta tranquilo podrá hablar de lo ocurrido.

 

 

 

Tambien te puede interesar: ¿Por qué discutir frente a tu hijo lo hace más agresivo?

 

 

 

Una App que involucra a los padres en el desarrollo neuronal de sus hijos

 

En Blappsis sabemos que el mejor momento para desarrollar habilidades es en la infancia. Por esta razón diseñamos una metodología que permite a los padres estimular el desarrollo cerebral de sus hijos a través de los idiomas.

 

El cerebro de los niños es maravilloso y posee el potencial para que todo lo que aprendan lo recuerden para siempre. Descarga nuestra App desde el Store de tu dispositivo móvil y descubre la nueva manera de potenciar el futuro de tu hijo en el mejor momento de su vida. Y lo mejor, en solo 10 minutos diarios de uso adecuado.

Related Posts