Jardín

El primer día en el jardín infantil: 7 consejos que favorecen la adaptación de tu hijo

Asistir por primera vez al jardín infantil es todo un acontecimiento para cualquier niño. Mientras papá y mamá preparan los útiles escolares, uniformes, lonchera y demás elementos, se preguntan cuál será la reacción de su pequeño al iniciar esta nueva etapa. También si ellos mismos estarán preparados para transmitirle la seguridad que necesita cuando también sientan la separación de manera profunda.

 

Lea también: ¡Es hora de ir al jardín infantil! 7 aspectos que debes tener en cuenta para elegir el jardín adecuado.

 

7 consejos que favorecen la adaptación de tu hijo al jardín infantil

 

A continuación, te compartimos 7 consejos de cómo apoyar efectivamente a tu pequeño en esta nueva etapa, facilitando su proceso de adaptación al jardín infantil sin alterar su desarrollo natural:

 

1. Visita previa al jardín. Es muy importante que lleves a tu hijo a conocer el jardín antes de ingresar. Que saluden al personal con el que compartirá el día a día y que conozcan a su maestra. Tu amabilidad con estas personas determina en gran manera la confianza que le trasmitirán al niño a través de tu ejemplo. Recuérdale las actividades divertidas que puede realizar en cada espacio. Por ejemplo, jugar con otros niños, jugar con diferentes materiales, aprender y descubrir nuevas cosas para luego compartirlas contigo, etc.

 

2. Adapta los horarios antes del inicio. A una semana del inicio de las actividades escolares, empieza a establecer una hora de dormir adecuada, alrededor de las 7:30 p.m., y despiértalo más temprano de acuerdo con el horario en el que necesita empezar a prepararse para ir al jardín. De esta manera empezará a habituarse a la rutina y no será muy traumático el cambio en el primer día. Establece una rutina para el desayuno, la hora del baño y quién irá a acompañar al niño a la puerta del jardín cada día.

 

3. Háblale con sinceridad. Desde el momento en el que la familia decide que es hora de iniciar el preescolar, es necesario preparar al niño hablándole constantemente sobre lo que pasará en este proceso en diferentes momentos del día, como a la hora del baño, mientras desayunan juntos, antes de ir a dormir, etc. Por ejemplo: ¿Sabes que pronto asistirás al jardín infantil a conocer nuevos amigos y a aprender muchas cosas nuevas? Allí los padres no pueden asistir porque es un lugar especial para niños y maestras. Pero debes estar tranquilo porque en cuanto papá o mamá terminemos el trabajo, vendremos a buscarte y volveremos juntos a casa”. Evita decirle lo qué no debe hacer. Por ejemplo: “No les pegues a los niños”. Esto puede generar ansiedad en el niño. Procura siempre utilizar expresiones positivas, como: “Debes ser cuidadoso al jugar con los niños para no golpearlos”.

 

4. Preparación del entorno. Es necesario que desde la noche anterior el niño perciba un ambiente tranquilo y seguro. Dale muchos besos, sonrisas y abrazos, puesto que todos celebran que ya es un niño grande que asiste al jardín. Al día siguiente, papá y mamá deben levantarse con tiempo y tener todo listo para levantar al niño, bañarlo tranquilamente, desayunar con calma y transmitirle seguridad todo el tiempo. Si los padres están apurados y gritando van a transmitir angustia al niño, lo que asociará con su experiencia de asistir al jardín.

 

5. La confianza es clave. Los niños observan el mundo a través de la mirada del adulto. Por lo tanto, si papá y mamá lucen angustiados en la despedida, el niño sospecha que algo malo ocurre y se sentirá angustiado también. Si por el contrario, cuando el niño está nervioso sus padres lucen tranquilos, él sabrá que todo está bien. Permítele llevar un juguete u objeto favorito solo si está demasiado angustiado con la separación. Algunos expertos afirman que llevar objetos de casa solo alarga el periodo de adaptación y hace que el niño dependa emocionalmente de llevar o no dicho objeto.

 

6. Empatiza con el niño. Valida constantemente los sentimientos de tu pequeño. Evita decir frases como “no pasa nada” o “no es para tanto”. Procura ayudarle a definir lo que siente: “que estás nervioso. Yo también estaba muy nervioso el primer día de clase, pero pronto hice amigos nuevos y la pasé muy bien”.

 

7. No alargues la despedida. Alrededor del 50% de los niños lloran el primer día de clases y sienten angustia por la separación. En este caso solo dale un beso, dile que le deseas un buen día, que pronto vendrás a buscarlo y vete. No es recomendable que permanezcas tiempo dentro del jardín o el aula de clase, ya que será confuso para él cuando puede estar contigo y cuando no. Aun cuando el llanto se extienda algunos días e incluso semanas, no desistas en llevarlo todos los días y demostrarle tu seguridad. Con un solo día que rompas el proceso, será volver a empezar y alargar el periodo de adaptación para todos. Así que, sé constante, incluso cuando para ti también sea difícil.

 

Muchos jardines establecen algunos días de adaptación con jornadas flexibles para los niños nuevos. Por ejemplo, que el primer día asista 2 horas, el segundo día 3 horas y así sucesivamente hasta normalizar la jornada. Por lo tanto, es importante que acuerdes con la maestra de tu hijo qué sería lo mejor para él. No olvides mencionar sus alergias, si tiene alguna, y algunos aspectos importantes como con qué nombre prefiere que lo llamen o sus dibujos animado favoritos y actividades preferidas. Esta información le será de mucha ayuda a la docente para establecer un lazo afectivo con tu pequeño más rápidamente.

 

Blappsis como ayuda para el futuro de tu hijo

 

En Blappsis sabemos lo importante que es para ti conocer estrategias y herramientas que te permitan optimizar el futuro de tu hijo. Hay que aprovechar todas la aptitudes de su cerebro,  como la plasticidad, que le permite adquirir conocimientos nuevos de manera natural y sencilla. Es por eso que diseñamos una metodología que te permite potenciar su genialidad, preparando su cerebro y  su oído para la articulación de cinco diferentes idiomas en edades tempranas, estimulando la creatividad, la concentración y aumentando su coeficiente intelectual hasta en un 37%. Lo que, además de tu amor y tus cuidados, nos convierte en la mejor opción,  no solo para preparar a tu hijo para el primer día de jardín, sino para conquistar un futuro maravilloso de la mano de los idiomas.

Share this post


Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by