Down

Potenciando habilidades excepcionales: una App educativa para niños con síndrome de Down

Tiempo de lectura: 2 minutos

El desarrollo de nuevas tecnologías que dinamizan los procesos de aprendizaje en los niños, no solo facilita la adquisición de nuevos conocimientos, sino que además promueve mayor motivación e interés por los estímulos visuales que estas proyectan frente a los textos tradicionales. Los niños con síndrome de Down reciben múltiples beneficios a través del uso de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) en una rutina establecida. Las TIC mejoran el desarrollo de su coordinación motriz y psicomotriz. A su vez, potencian algunas habilidades que le facilitarán su integración al mundo laboral en su vida adulta.

 

Lea también: Potenciando habilidades excepcionales: Blappsis como apoyo al desarrollo educativo en TDAH.

 

Desarrollo social como una habilidad excepcional

 

Hacer nuevos amigos es una característica maravillosa en los niños con síndrome de Down. La empatía y la interacción con otros niños, son cualidades que se evidencian desde la primera infancia. Ellos disfrutan más que otros niños al conocer personas nuevas. Además, los escenarios de participación deportiva, lúdica o cultural son indispensables para que el niño potencie sus habilidades sociales al máximo.

 

El lenguaje verbal es nuestro principal medio de interacción con otras personas. En este aspecto los niños con síndrome de Down presentan mayores inconvenientes en relación a otras formas de discapacidad intelectual. Incluso cuando su principal fuente de aprendizaje es observar constantemente a los adultos, generalmente sus rostros, sus primeros balbuceos aparecen alrededor de los 11 meses de edad y sus primeras palabras después de los 18 meses.  Sin embargo, algunas de ellas solo tendrán significado a partir de los 2 años y medio. Incluso cuando tenga 4 años, serán más las palabras que entienda que las que pueda expresar.

 

Una App que estimula el desarrollo del lenguaje

 

La atención temprana siempre será la mejor opción cuando detectamos alguna barrera en el desarrollo infantil. Hay que tener en cuenta que de los 0 a los 6 años es el momento de mayor aptitud del cerebro para producir contactos sinápticos y mejorar las funciones cerebrales.

 

Blappsis es una metodología científicamente comprobada en la estimulación neurolingüística. Fortalece las capacidades cerebrales de los niños gracias a los beneficios de la lectura global, recogidos en el Método Glenn Doman. Este método está ligado al aprendizaje simultáneo de seis idiomas. Su prioridad es establecer la pronunciación adecuada de la lengua materna, optimizando la evolución del lenguaje verbal a través de la repetición y fortaleciendo los lazos afectivos entre padres e hijos mediante el uso adecuado de las nuevas tecnologías.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *