Trastornos del lenguaje

Trastornos en el lenguaje infantil: ¿Cuándo y cómo detectarlos?

Uno de los procesos más complejos del desarrollo humano es la adquisición del lenguaje. El cual dependerá principalmente de la interacción social, pues, aunque existen algunos factores neurofisiológicos que pueden influir en su desarrollo, la conexión de la corteza cerebral y el aparato fonoarticulador no tendrían sentido sin la relación con otros individuos. Por lo tanto, este proceso, al igual que muchos otros, se desarrollan a través de la imitación.

 

De acuerdo al medio que le rodee y a las personas con las que interactúe, el niño en etapa prelingüística podrá adquirir la fonética necesaria para la formación de las habilidades comunicativas que le permiten iniciar la etapa lingüística en el intercambio y comunicación verbal con otros.

 

¿Qué son los trastornos del lenguaje?

 

Durante el proceso de adquisición fonética, en el niño suelen presentarse algunas alteraciones. La mayoría de ellas suelen desaparecer a medida que se afianzan los procesos cognitivos necesarios para comunicarse de manera asertiva. Sin embargo, cuando no se les da un manejo adecuado por parte de los padres o tutores, suelen establecerse más tiempo de lo previsto, afectando de manera crítica al desarrollo social.

 

Y entonces, ¿cómo puedes identificar si tu hijo presenta un trastorno en el lenguaje? Ten en cuenta que no todos los niños presentan el mismo ritmo de aprendizaje y en ocasiones solo debemos ser pacientes y motivar sin presión la construcción de nuevas palabras. No obstante, a continuación encontrarás algunos ejemplos que te ayudarán a identificar posibles alteraciones atípicas en el lenguaje de tu hijo.

 

Tartamudez. ¿Cuándo debería alarmarme?

 

Durante la edad preescolar, es probable que, así como aparecen diferentes problemas de fluidez verbal, desaparezcan casi con la misma velocidad. Aunque en algunos casos, estos problemas persisten y suelen complicarse con el tiempo, sobre todo cuando no se detectan a temprana edad.

 

Cuando esta alteración no supera los 6 meses de duración y se presenta alrededor de los 3 años de edad, podemos decir que se trata de una tartamudez transitoria o disfemia típica, que se presenta sin motivo aparente en la adquisición de nuevas palabras y en ocasiones cuando el niño está cansado, emocionado o siente presión para hablar. Algunas de sus características son:

 

1. Uso de muletillas entre frases (ehhh-ahhh): “Fuimos a casa de la abuela ehhh… y ehhh… nos preparó una… ehhh… torta”.

2. Repetición de palabras enteras o frases: “Yo quiero… yo quiero… más jugo”.

3. No muestra frustración o enfado cuando no logra comunicarse.

 

Por el contrario, si este trastorno persiste por más tiempo o supera los 5 años de edad, estamos hablando de una tartamudez crónica o disfemia atípica, que requiere la intervención de un especialista lo antes posible. Algunos de sus síntomas son:

 

1. Prolongación de sonidos en un mismo fonema: “Eeeese peerro es bonito”.

2. Repetición frecuente de algunas sílabas: “Me-me-me gusta e-e-e-sa mu-muñeca”.

3. Acompañamiento de la tartamudez con movimientos involuntarios, como el parpadeo o movimientos bruscos con sus manos.

4. Se evidencia un bloqueo cuando trata de compartir sus experiencias. Aunque lo intenta, no puede emitir ningún sonido y esto le causa frustración.

5. Se debe colocar especial cuidado si, además de la evidencia de algún síntoma, existen antecedentes familiares de tartamudez.

 

Dislalia infantil. ¿Hasta qué edad se considera normal?

 

Cuando un bebé empieza a hablar, lo hace emitiendo los sonidos más simples, generalmente la “m” o la “p”, alrededor de los 8 meses de edad y así, poco a poco, incluirá otros sonidos, los cuales exigirán mayor esfuerzo de los músculos y órganos fonadores.

 

A partir de los 18 meses y hasta los 4 años, el niño iniciará una carrera por incluir y perfeccionar todos los fonemas de su lengua articulando nuevas palabras. Cuando estos fonemas se omiten, se sustituyen o se distorsionan, estaremos hablando de dislalia infantil. Los fonemas del castellano más afectados son /s/ (ese), /rr/ (erre), /l/ (ele) y /d/ (de).

 

Tipos de dislalia infantil.

 

La dislalia funcional: se caracteriza por un mal funcionamiento de los órganos articulatorios y es muy frecuente en los niños menores de 4 años, ya que el niño desconoce el punto y el modo de articulación del fonema. Por ejemplo: Reemplaza la /ll/ por la /ch/ o la /r/ por la /d/, y no sabe hacer vibrar la lengua para pronunciar bien la /rr/.

 

La dislalia orgánica: se evidencia cuando los niños presentan dificultades para articular determinados fonemas por problemas neurofisiológicos, generalmente cuando existen alteraciones en las neuronas cerebrales, tienen alguna malformación o anomalías en los órganos fundamentales para la emisión del habla.

 

La dislalia audiógena: generalmente se origina por problemas auditivos. El niño no pronuncia correctamente los fonemas porque no los oye bien. Un especialista determinará si es necesario el uso de una prótesis.

 

Farfulleo o taquifemia. ¿Cuándo debería desaparecer?

 

Este trastorno se caracteriza por una articulación fonética inadecuada, producida por una velocidad de pronunciación muy acelerada, que impide que se pueda entender lo que el niño quiere decir. A menudo está relacionado con síntomas de ansiedad. Algunos de sus síntomas son:

 

1. El niño acorta las palabras debido a la velocidad acelerada que emplea al hablar.

2. Articula de manera incorrecta varios fonemas, lo que obstaculiza la comprensión de aquello quiere expresar.

3. No realiza las pausas necesarias al hablar, por lo tanto, en ocasiones se percibe cierta sensación de ahogo.

 

Problemas psicológicos y sociales como consecuencia de los trastornos del lenguaje.

 

1. Inseguridad frente a otros para expresar sus ideas, necesidades u opiniones.

2. Rendimiento escolar bajo, principalmente en los procesos de lectoescritura, puesto que los niños escriben y leen tal como hablan.

3. Al no poder comunicarse claramente, puede tener dificultades para hacer amigos y formar parte de un grupo social.

4. A menudo prefiere estar solo, lo que puede ocasionar una timidez o distanciamiento extremo.

5. Los niños con trastornos en el lenguaje suelen ser blanco de acoso escolar, incluso llegan a actuar agresivamente porque no pueden resolver sus problemas de manera verbal.

 

¿Qué pueden hacer los padres?

 

Es necesario que padres y tutores disminuyan la tensión en la comunicación. Una técnica que te permite reducir la presión a un niño en una situación de conversación puede ser reformular las preguntas en forma de comentarios. Ejemplo: “Imagino que hoy pasaron muchas cosas interesantes en la guardería”, en lugar de: “¿Qué hiciste hoy en el jardín?”.

 

Se recomienda además el uso de herramientas audiovisuales que promuevan la articulación de los fonemas, no solo en su lengua materna, puesto que el exponer a tu hijo a la fonética de distintos idiomas de manera simultánea le permite establecer conexiones neuronales que a su vez envían señales magnéticas a diferentes músculos y órganos del aparato fonoarticulador que, no sólo afianzan el desarrollo de su lengua materna, sino que además preparan su cerebro para la adquisición natural de otros idiomas.

 

Blappsis es una excelente opción cuando se trata de estimular el lenguaje de manera profunda, puesto que te brinda las herramientas necesarias para apoyar de manera divertida los procesos del habla en tu pequeño. Utilizando tecnología punta, inspirada en los bits de inteligencia de lectura global, locutores nativos en seis idiomas, incluyendo el español, pues recuerda que solo se establece correctamente un idioma si lo escuchamos en la fonética apropiada, fundamentos neuropedagógicos y promoviendo la interacción emocional entre padres e hijos, teniendo en cuenta que los niños establecen nuevos conocimientos de forma significativa cuando quien le guía le brinda seguridad y aprobación; el lenguaje de tu hijo será estimulado.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by